Cuidado solar: bronceadores, protectores solares, after sun

Los mejores productos para el cuidado de la piel frente al sol: protectores, autobronceadores, after sun, lociones hidratantes... Siempre en Sabina Store.

Los protectores solares, las cremas after sun y las lociones hidratantes en general, son el broche de oro de una rutina de skincare correcta. Si no protegemos la piel de los rayos solares, no estamos haciendo nada para cuidar de ella. Sabiendo cuán importante es el uso de estos productos para cuidar y prevenir manchas y arrugas, en Sabina Store queremos poner a tu disposición la más amplia variedad de protectores solares del mercado. Aquí encontrarás el protector que estabas buscando. Están diseñados para proteger la zona del rostro, del cuerpo e, incluso, de los labios, siempre en el formato que más te guste. 

Cuidado solar para rostro y cuerpo

La piel del cuerpo y del rostro son totalmente diferentes y necesitan productos específicos para su cuidado. Si tu tipo de piel es grasa, lo ideal es elegir protectores solares que no incluyan aceites y es preferible que tengan una base en gel o sean acuosas. En muchas ocasiones las pieles grasas son delicadas, elige un producto que sea hipoalergénico si ese es tu caso. Si tu piel es de tipo mixto puedes elegir protectores que contengan ingredientes químicos y físicos y si, por el contrario, tu piel es seca, lo mejor será protectores que incluyen aceites. 



¿Qué significa el factor de protección solar?

El factor de protección solar (FPS) mide la capacidad protectora que tiene frente a los efectos nocivos de la radiación ultravioleta tipo B (UVB). Es decir, es el tiempo que podemos estar bajo el sol sin que aparezca enrojecimiento o se produzca una quemadura solar en nuestra piel. 

Este tiempo se mide calculando el número de FPS multiplicado por 10. Entonces, si el protector solar es de FPS 15 el tiempo total en el que podrás estar expuesta al sol sin quemar tu piel será de 150 minutos. 

Qué FPS elegir según tu piel

Dependiendo del fototipo de piel se recomienda un FPS en concreto para el cuerpo. Habitualmente, un protector solar con FPS 15 es para pieles morenas, oscuras o bronceadas. Para pieles más claras lo ideal es un protector a partir de FPS 30 y si la piel es muy clara o con pecas, la mejor protección será de FPS 50

Aquí también es importante tomar en cuenta tu tipo de piel, para la piel grasa lo recomendable es un formato en gel, spray o mousse. Para la piel seca lo mejor es el formato de protector solar en pomada, ungüento o crema humectante. Si tu tipo de piel es mixta te favorecerá el uso de protectores en gel o en crema y si tu piel es sensible lo mejor es consultar con un especialista para ver cuál se adapta mejor a ti. 



Cómo proteger la piel del sol correctamente

Siempre nos acordamos de proteger nuestra piel del sol cuando llega el verano y cuando la radiación es tan fuerte que casi podemos sentirla al salir a la calle. Pero la realidad es que todos los expertos en la materia recomiendan usar protector solar durante todo el año, aún en invierno, aún estando dentro de casa. Y si somos más estrictos con su recomendación, algunos incluso dirán que debes retocar el protector de tu rostro cada 2-3 horas. Esto te ayudará a evitar las manchas y las arrugas, a la vez que mantendrá tu piel joven por más tiempo.