La Prairie

Cuando se habla de La Prairie, no se habla sólo de cosmética, sino que este nombre va de la mano de la medicina. Todo comenzó con el Doctor Paul Niehans en Suiza por el año 1931 en la Clínica La Prairie, donde gracias a sus estudios pioneros en terapia celular esta clínica se convirtió en la más visitada por las grandes personalidades del momento, como el Papa Pío XII, en busca de la belleza y juventud eternas. Los estudios del Dr. Niehans se fueron desarrollando con los años hasta crear el Complejo Celular inspirado en los tratamientos de rejuvenecimiento de la clínica La Prairie, el secreto mejor guardado de la marca hasta la actualidad.

Como resultado del trabajo diario de expertos, se han sacado diferentes gamas de productos aptas para todos los gustos, pieles y necesidades gracias a sus cuatro ingredientes excepcionales: el oro, el platino, el caviar blanco y el caviar. Productos exclusivos y diferentes, pero con un mismo objetivo: la búsqueda de la eterna belleza. ¿Por qué echarle años a la vida si le puedes echar vida a los años?